Sexo y Mindfulness. Una forma de vivir nuestra sexualidad

Actualizado: abr 17

Autora: Marián Carrero Puerto.

#Mindfulness, #Sexo #Sexualidad #Estarpresentes #CincoSentidos


Había una vez un país muy lejano que tenía unos habitantes un tanto especiales…


En el pueblo de los ojos, vivían muchos ojos que todo lo miraban: el sol, la luna, las nubes, los animales, las plantas… pero no podían hacer nada, solo miraban. El pueblo de las orejas, estaba repleto de orejas grandísimas que todo lo escuchaban: el canto de los pájaros, el viento cuando soplaba, la música,… pero no podían hacer nada más, sólo escuchar. También estaba el pueblo de las narices, con narices de todos los tamaños, más grandes, más pequeñas, que estaban todo el día oliendo: perfumes, la leña quemada, las flores, la comida,… pero no podían hacer nada más, sólo oler. Y como no, un poco mas lejos se encontraba el pueblo de las bocas, las tenían de todas las formas posibles: gruesas, finas, que hablaban, reían, cantaban, llamaban, comían, masticaban,… pero no podían hacer nada más. Por último, se encontraba el pueblo de las manos. Las había largas, cortas, con uñas pintadas, con uñas mordidas y se dedicaban a tocarlo todo: la tierra mojada, las piedras ásperas, el agua fría,… y además aplaudían, se chocaban y saludaban entre ellas,.. pero no podían hacer nada más.


Y así pasaban los días en estos pueblos: los ojos mirando, las orejas escuchando, las manos tocando, las narices oliendo y las bocas probando, pero en el fondo estaban muy aburridos.


Un día paseando, se encontraron unos habitantes de cada pueblo y hartos de no poder sentir más que una sensación, decidieron unirse unos con otros y formar un sólo cuerpo.


Considerando que una practica sexual, desde el autotelismo hasta el sexo mismo, requiere la atención enfocada en las sensaciones corporales (en el sabor de los fluidos, el aroma del sudor, el sonido del placer, la vista del universo y el tacto de la unicidad), se puede considerar como una especie de extrapolación innata y natural de la meditación mindfulness. De hecho, según una investigación realizada por la Universidad de Brown, en EE.UU., sobre la excitación sexual, las personas que realizaron un entrenamiento en mindfulness reportaron mayor excitación sexual en un periodo más corto de tiempo que las demás.


Si bien esto no quiere decir que esta práctica meditativa sea una especie de fármaco para incrementar el erotismo en el individuo, sino como un método que ayuda a evidenciar lo que existe ya en la mente y en el cuerpo humano. Para la autora principal de la investigación, Gina Silverstein, la clave reside en haber incrementado la toma de conciencia. Es decir, que el sexo mindfulness se relaciona con la capacidad de observar y describir lo que está sucediendo tanto en el cuerpo como en la mente sin juzgar las sensaciones como “buenas” o “malas” ni tener la necesidad de cambiar las emociones derivadas. Se trata, en otras palabras, de poder “apagar el modo automático” a la hora de realizar cualquier práctica sexual.



De hecho, a nivel neurológico aumenta la materia gris en la corteza insular del cerebro, resultando en una mayor intensidad en la calidad de los orgasmos. Esto sucede gracias a que la práctica de mindfulness ayuda a regular los niveles de estrés facilitando prestar mayor atención en todas las áreas de la vida (incluyendo la del placer). De modo que en vez de considerar al orgasmo como un fin, promueve disfrutar de las sensaciones corporales que surgen a lo largo del acto sexual.


En palabras de Marsha Lucas, neuropsicóloga y autora de Rewire your Brain for Love: “El orgasmo es una cosa buena, pero hay algo más que tan sólo una fricción genital. El orgasmo puede oscurecer todo lo demás que hay en el camino. Y el mindfulness ayuda a ver qué más hay ahí”. Marsha Lucas sugiere que la atención plena ayuda porque "estás más empoderado cuando sabes lo que está ocurriendo en tu cuerpo y en tu mente. Si te das cuenta cuando estás distraído, puedes regresar tu atención y luego puedes darte cuenta de la diferencia que existe cuando tienes más presencia". Estar presente cuando tenemos sexo, sentir que estás ahí y que la otra persona está contigo compartiendo un momento único.



Cuando trasladamos los principios del mindfulness al sexo, lo que estamos haciendo es disfrutar de un acto sexual pleno, en el que los cinco sentidos están puestos en garantizar el placer de nuestra pareja. Con la práctica del mindfulness lo que se pretende es aprender a vivir en el presente, tomar consciencia de la realidad mientras aprendemos a recuperar nuestro equilibrio interno. Así, cuando estos principios se aplican en las relaciones sexuales, obtenemos una mayor carga erótica, un redescubrimiento tanto de nuestro cuerpo como de el de nuestra pareja, así como unos orgasmos más intensos y duraderos.


El mindfulness enseña a escuchar al cuerpo, a estar presente con los cinco sentidos y a abandonarse a las sensaciones eliminando mensajes negativos.


Con la práctica de la sexualidad consciente, indirectamente controlamos las áreas cerebrales vinculadas con el placer; dejando todo de lado, y concentrándonos únicamente en el momento que se está viviendo, satisfaciéndonos con cada una de las sensaciones del cuerpo.



En cuanto a la respiración, hemos de ser muy conscientes, ya que juega un papel crucial, funcionando como un termómetro de la excitación de ambos, lo que ayuda a que la compenetración sea mucho mejor. Recordad, tenemos cinco sentidos, y todos ellos nos pueden suministrar distintos niveles de deleites sexuales.


Os proponemos un ejercicio: escribid en un papel un recuerdo de una de vuestras mejores experiencias sexuales. ¿Qué escribiríais? ¿Recordaríais lo que hacíais, sentíais, veíais y escuchabais? o ¿lo que estabais pensando en ese momento?


Por lo general, las experiencias sexuales más placenteras tienen que ver con lo que sentimos y si no estamos atentos y conscientes de ello, nos perderemos la experiencia.


Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro”.

-Dalai Lama-

0 vistas

© 2050 by Marián C.P.

Proudly created with Wix.com

Síguenos en:

Para más información:

  • Google+ Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Blogger Social Icon
  • Wix Twitter page